machi

Misión

La Academia de la Lengua y Cultura Mapuche, ejercerá un liderazgo en el ámbito público, social y Comunitario Indígena, para el desarrollo de una política pública en materia de lengua y cultura indígena, permitiendo su revitalización, fortalecimiento y desarrollo dentro de un marco de reconocimiento, respeto y legalidad aplicados por el Estado y la sociedad en su conjunto.

Objetivos:

  • Investigar las variantes, lingüísticas
  • Revitalizar, fortalecer el desarrollo de la lengua y cultura Mapuche en el contexto Urbano.
  • Reconocer y proteger los Derechos Lingüísticos a través de un modelo educativo de enseñanza de lengua indígena.
  • Certificar y acreditar a los Educadores Tradicionales, técnicos y profesionales Indígenas en Interculturalidad y/o bilingües por las autoridades correspondientes.
  • Validar curricularmente la lengua indígena en todas las instituciones públicas y privadas responsables de la educación, especialmente en las universidades, los colegios, los institutos y similares.
  • Velar por la participación del hablante de lengua indígena, con el perfil correspondiente, en los espacios de toma de decisión de todas las esferas nacionales.

Visión:

Multilingüismo como principio transversal de la práctica y la vida cotidiana que favorece el uso de las lenguas Indígenas, sustentado en el reconocimiento al derecho de todos los Pueblos Indígenas que habitan en sectores urbanos a expresarse en la lengua de la que sean hablantes, en todos los ámbitos de la vida pública y privada.

Interculturalidad como principio que favorece el diálogo, la convivencia, así como las relaciones igualitarias y respetuosas entre las distintas culturas en un mismo espacio geopolítico, administrativo, donde es necesaria su legítima y recíproca.

Pluralismo como principio se pretende que las instituciones del Estado –así como la sociedad en su conjunto– asuman la diversidad cultural y lingüística– como un componente fundamental de la Nación para alcanzar a dar a todos y todas las Indígenas, atención pública de calidad, con pertinencia lingüística y cultural.

Respeto como reconocimiento, aceptación y valoración de las distintas culturas y expresiones que conforman la Nación, lo que implica asumir y reconocer la diversidad como un recurso enriquecedor para la sociedad.

Justicia y equidad como principios para garantizar el ejercicio de los derechos humanos y lingüísticos.

Participativa como principio que permite construir las políticas públicas mediante la consulta y la participación del Instituto Nacional de la Lengua y Cultura Mapuche. Construcción de un modelo de educación indígena.